Estrategia para los prototipos


Los primeros prototipos

Los primeros prototipos son para Vd. sólo. Nadie más tiene que verlos,por lo que puede hacerlos de materiales baratos, siempre que sean adecuados. Su finalidad es:

  • Convencerle a Vd. de que su idea funciona.
  • Permitirle resolver o al menos identificar problemas técnicos y de diseño.
  • Permitirle mejorar la idea mediante un sistema de prueba y error.

Si puede, utilice el diseño asistido por ordenador (CAD) para una gran parte de esta fase. Las herramientas de CAD pueden ahorrarle mucho tiempo y dinero, y pueden facilitarle muchos datos adicionales que serían difíciles o imposibles de obtener con prototipos físicos.

Es aconsejable no pasar de la fase de primeros prototipos hasta que haya resuelto todos los problemas y afinado el diseño todo lo posible. Esto puede resultar frustrante, pero resolver problemas o rediseñar su idea en una fase posterior es casi seguro que resultará mucho más difícil y costoso.

Prototipos terminados o para presentaciones

Estos son los prototipos que utilizará para mostrar su idea a otras personas, en particular, a posibles inversores o licenciatarios. Deberán tener, en la medida de lo posible, la apariencia y el funcionamiento del producto terminado. Las principales razones son:

  • La mayoría de los posibles inversores y licenciatarios querrán ver las ideas con la menor cantidad posible de problemas no resueltos, porque así se reduce el riesgo.
  • Pocas personas tienen la capacidad de ver un prototipo “en bruto” y visualizar el producto terminado de calidad.
  • Cuanto más se parezca su prototipo al producto terminado, más aprenderá sobre los aspectos de diseño, fabricación y costes de su idea. Este conocimiento puede resultar inestimable cuando tenga que convencer a otros de la viabilidad técnica y comercial de su idea.

Es posible que necesite la ayuda de profesionales para fabricar un prototipo terminado: Por ejemplo, de un diseñador de productos, o de una empresa especializada en prototipos. El coste puede merecer la pena si permite que otras personas entiendan mejor (a) el potencial de su invención y (b) su propia profesionalidad y compromiso.

No obstante, si utiliza profesionales intente evitar incurrir en costes innecesarios.Diseñar y fabricar un prototipo enteramente original resultará caro. Si utiliza al menos algunos componentes industriales o piezas “prestadas” de productos existentes, el coste puede reducirse mucho. Debe fijarse un presupuesto que equilibre la calidad con la asequibilidad, y siempre debe cuestionarse aquellas propuestas que incrementen sustancialmente el coste a cambio de una ventaja marginal de tipo funcional o estético.

El producto terminado

Sin duda alguna, el mejor formato para un prototipo terminado es el producto listo para su venta. Con él puede probar que su idea se vende, aún si es sólo a pequeña escala, y dispone de un suministro de muestras para acelerar la evaluación por parte de las empresas. Esta estrategia puede no resultar adecuada para todo tipo de invenciones, pero puede merecer la pena tenerla en cuenta si la diferencia entre el coste de un único prototipo y el coste de un lote de pruebas de, por ejemplo, 100 unidades, no es relativamente grande. En la mayoría de los procesos de fabricación, el mayor coste es el de configuración. Los productos en sí son relativamente baratos.

El prototipo operativo frente a la maqueta

Si no puede permitirse un prototipo de calidad, una alternativa aceptable puede ser una combinación del mejor de sus primeros prototipos (para probar el funcionamiento) y una maqueta que no funcione (para mostrar el aspecto). Para la maqueta puede usar cualquier material barato y fácil de moldear, como por ejemplo, madera pintada para representar plástico.

Un vídeo corto

Un video puede constituir un material de apoyo esencial si:

  • Su prototipo tiene un ciclo de funcionamiento largo.
  • Para hacer la demostración de su prototipo necesita desplazarse a un emplazamiento o hace falta un entorno especial.
  • Tiene que mostrar a personas usando su prototipo.
  • No hace falta que esté garantizado que su prototipo funcione en todas las ocasiones.
  • Necesita grabar un único acontecimiento: Por ejemplo, pruebas de su prototipo comparándolo con los productos competidores.

Edite el vídeo para que sólo dure unos pocos minutos, para que no tome demasiado tiempo en una primera reunión, que normalmente no durará más allá de 30 ó 45 minutos.

El vídeo es fácil de copiar y cuenta a efectos de revelación, así que cuide de asegurarse de que (a) su idea dispone de protección jurídica adecuada y (b) no se permite ver o copiar el vídeo a personas no autorizadas. El propio vídeo debería estar protegido por derechos de autor (Parte 5).

Otros elementos de apoyo

Otros elementos que podrían ayudarle en la presentación de su idea son:

  • El envasado del producto. También puede resultar caro, por lo que sólo compensará si el envase tiene una importancia especial para su mercado objetivo.
  • Un borrador de anuncio o folleto publicitario que muestre cómo prevé comercializar el producto.
  • Una página web en la que puede poner información sobre su idea. Esta puede ser una forma económica de cumplir con las necesidades de información empresarial. Sin embargo, es conveniente asesorarse con un agente o abogado de la propiedad intelectual para asegurarse de que no revela nada que pueda poner en peligro una futura solicitud de patente.