¿Qué signos pueden constituir marca de la Unión Europea?


Cualquier signo, en particular, las palabras, incluidos los nombres de personas, los dibujos, las letras, las cifras, los colores, la forma del producto o de su embalaje, con la condición de que tales signos sean apropiados para distinguir los productos o los servicios de una empresa de los de otras empresas y de que sean representables en el Registro de Marcas de la UE de manera que permitan a las autoridades competentes y al público en general, determinar el objeto claro y preciso de la protección otorgada a su titular.

La marca de la Unión Europea despliega sus efectos en la totalidad del territorio de la Unión Europea.

La marca de la Unión Europea tiene carácter unitario; sólo puede ser solicitada y, en su caso, concedida para todo el territorio de la Unión Europea.