Ministerio de Industria, Turismo y Comercio LogoMinisterior
 

Levando a PI a nivel mundial

 

En general, los registros de propiedad industrial son territoriales, lo que significa que el registro de una patente, una marca o un diseño industrial en la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM) sólo confiere a su titular un derecho exclusivo a su uso en el territorio de España. En consecuencia, los productos que incluyan una modalidad protegida no podrán exportarse con garantía a otros Estados, si en los mismos no se encuentran también registrados por el mismo titular.

 

Ahora bien, existe la posibilidad de proteger en un ámbito territorial mayor a través de un registro comunitario o de un registro internacional.

 

Sin embargo, hay que tener en cuenta que la protección comunitaria o internacional es costosa por lo que antes de tomar una decisión, será imprescindible realizar una evaluación de los siguientes aspectos:

 

¿Cuáles son nuestros mercados potenciales y futuros?

 

¿En qué mercados estaríamos dispuestos a entablar una acción judicial para proteger nuestra posición?

 

¿De qué recursos disponemos?

 

¿Cuál es la posición estratégica de nuestros competidores?

 

En función de este análisis, existen diferentes estrategias de protección: nacional, comunitaria o internacional.